Estudió Bachillerato en el Colegio San Viator de Vitoria-Gasteiz, y cursó la carrera de Magisterio en la Escuela Normal de la capital alavesa, aunque nunca ejerció la enseñanza reglada al morir tempranamente su padre, cuando él tenía 18 años y tener que incorporarse a la empresa familiar de construcción de sillas plegables.

Cuando no acudía a la casa familiar en Apellániz (Álava), dirigía sus excursiones a cualquier monte de nuestro entorno dando rienda suelta a su mayor afición: la fotografía. Era un andarín infatigable y generalmente se trasladaba en bicicleta. Ingresó en el Club Deportivo Eibar, junto a su hijo Gerardo, y ambos pertenecieron a la primera junta de la Sociedad Excursionista Manuel Iradier, nacida del grupo de alaveses que frecuentaban el club eibartarra. Dentro de la Excursionista, figuró como responsable de las secciones de Exposiciones y Fotografía, Conferencias y Publicaciones, y como guía de las excursiones que se realizaban por toda la provincia. Hombre metódico, trabajó en solitario abarcando varios frentes de investigación: Montañismo, Arte Religioso, Etnografía, Toponimia, Pueblos Alaveses, Calendario festivo, Botánica Popular, Medicina Popular, Historia, etc., todo ello aderezado con maestría con la fotografía. Gracias a ésta última, recibió varios galardones en certámenes nacionales y locales de fotografía.

Conoció como nadie hasta ahora lo ha hecho, al hombre alavés y su folklore y dejó un tesoro incalculable a los investigadores futuros. No en vano Gerardo López de Guereñu Galarraga es conocido como el Patriarca de la Etnografía Alavesa.

Cuando contaba 85 años, viudo desde cinco años antes, murió su hijo Gerardo, también etnógrafo y fotógrafo, y entonces se truncó su vida como investigador.

El 24 de abril de 2004, se celebró en Apellániz un homenaje centenario del nacimiento de Gerardo. En la homilía de la misa homenaje, el sacerdote oficiante Florencio Arza Aday “Polentzi”, leyó un texto en el que utilizó los títulos de algunas publicaciones para dar gracias al homenajeado por su obra:

“Que este tiempo que marca el Calendario Alavés en Apellániz. Pasado y presente de un pueblo alavés y en todos los lugares de la Toponimia Alavesa, sea siempre de Pascua, de luz y de vida, como la que desborda La vida infantil en Álava, en todos los sitios, especialmente en el paisaje desolador de sus Mortuorios y despoblados.

Que en Álava, solar de arte y de fe haya Voces alavesas que resuenen tanto en los más suntuosos Monumentos alaveses, como en las recogidas Ermitas rupestres de la Montaña Alavesa.

Que acudamos con flores de la Botánica popular alavesa a las Andra-Maris de la Diócesis de Vitoria, como manda la Devoción popular a la Virgen Blanca y a San Fausto de Bujanda.”

Fuente: Algunos datos biográficos han sido obtenidos de la publicación digital Auñamendi Eusko Entziklopedia. Fondo Bernardo Estornés Lasa, de Eusko Ikaskuntza, cuyo autor en lo referente a la entrada “Etnografoak: Gerardo López de Guereñu Galarraga”, es Juan José Galdos López de Laño.

La bibliografía completa aparece en la obra “Gerardo López de Guereñu Galarraga” de la colección Premio Manuel Lekuona Saria de Eusko Ikaskuntza 1996; 8. Bio-bibliografía escrita por José Mari Velez de Mendizabal.

Toda su producción está repartida en innumerables medios de divulgación escritos como son: Álava. Boletín de cultura religiosa; Anuario de Eusko Foklore; Boletín de la Institución Sancho el Sabio, Boletín de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País; Estíbaliz; Euskera; Munibe; Ohitura; Pyrenaica; Revista de Dialectología y Tradiciones Populares; Boletín de la Sociedad Excursionista Manuel Iradier, etc.

De sus publicaciones monográficas más importantes destacamos: