Nacida en Tolosa (G) en 1926, siendo aún joven en 1947 entró en la Sociedad de Ciencias Aranzadi como secretaria de la sección de antropología y etnografía.

El año 1953 D. José Miguel de Barandiarán que había regresado de su exilio en Sara (L) creó dentro de esta sociedad un seminario de etnología orientado a investigar los modos de vida tradicionales que estaban sufriendo una evidente transformación. Karmele Goñi participó en este seminario y publicó en el renovado Anuario de Eusko-Folklore sus primeros trabajos etnográficos: Algo sobre la Pazonería General de Gipuzkoa y Alaba (1955) y Pastoreo en Cerain(1956).

Asentada en Bilbao por su matrimonio con José María Mújika no se apartó de los programas impulsados por Barandiarán. Cuando éste, a principios de los años sesenta, propuso el gran proyecto del Atlas Etnográfico, se integró en el grupo Etniker Gipuzkoa y aplicó la encuesta etnográfica en Zerain, localidad a la que estaba vinculada por lazos familiares. Fruto de sus encuestas de campo son: Estudio etnográfico del pueblo de Zerain. Grupo doméstico I (1975-1976), Etnografía de Zerain. Ritos de pasaje. La muerte (1991), Zerain. Usos del grupo doméstico (Eusko Ikaskuntza. Donostia (1986). Formó parte del equipo que recibió la Beca Barandiaran nº 3 publicada bajo el título: Contribución al Atlas Etnográfico Euskalerria. Investigaciones en Bizkaia y Gipuzkoa.

A parte de sus aportaciones para el Atlas Etnográfico se especializó en lo relativo a las artes textiles de carácter popular y al estudio la indumentaria tradicional. En 1982 publicó una monografía acerca de la evolución del traje vizcaíno. Anteriormente había aportado al Boletín de Museo Etnográfico de Oporto su trabajo sobre la cestería en el País Vasco.

En 1980 fue nombrada directora del Museo Etnográfico de Bilbao, hoy Museo Vasco-Euskal Museoa. Bajo su dirección, que se prolongó hasta 1997, enriqueció su patrimonio con nuevas aportaciones y con adquisiciones de alto interés como fue el fondo fotográfico de Amelia Abaitua que refleja la vida popular a fines del siglo XIX. Reformó además la disposición de los fondos del museo en una línea más sistemática y más didáctica con numerosas exposiciones temporales.

Por su notable aportación a la cultura la Diputación Foral de Vizcaya le concedió en 1995 el premio Andrés de Mañarikua y en 2012 el premio Lauxeta por su contribución al fomento de la lengua vasca. El Ayuntamiento de Bilbao, a su vez, le nombró bilbaína ilustre el año 2015. Karmele Goñi falleció en junio de 2017.

Otros datos biográficos en: https://aunamendi.eusko-ikaskuntza.eus/eu/goni-auzmendi-karmele/ar-67452/

  • Goñi Auzmendi, Karmele. "Zerain. Usos del grupo doméstico". Contribución al atlas etnográfico de Euskalerria. Investigaciones en Bizkaia y Gipuzkoa (Anton Erkoreka, Gurutzi Arregi, coords.), 641-767. Donostia. Eusko Ikaskuntza - Sociedad de Estudios Vascos. 1988.